• Violencia de género: detección y abordaje

    Hablar de violencia en cualquier contexto social y cultural adquiere relevancia debido a las dimensiones de sus estragos, tanto a nivel de la persona que lo padece como el impacto en la sociedad: se arraiga y “naturaliza”, lo que conlleva situaciones de vulnerabilidad en distintos niveles.

    Desde nuestro rol profesional dentro de la Secretaría de Desarrollo Social de la Municipalidad de Realicó, encontrarnos con una situación de violencia de género nos coloca en un lugar de búsqueda estrategias que permitan el manejo de emociones y la protección tanto para quienes presentan comportamiento agresivo como aquellos afectados por alguna manifestación de violencia en el hogar, escuela, trabajo y/o en el contexto social.

    Nuestro trabajo se relaciona con la detección temprana de éstos problemas, el abordaje de dichas situaciones y la promoción de la salud mental.

    El compromiso es muy amplio. El trabajo realizado en conjunto con las instituciones educativas tiene que ver con la generación de actitudes que proveerán de herramientas para hacer frente a eventos de violencia. La labor comprende la orientación y estructuración de habilidades tanto en los niños y/o adolescentes como en los padres y docentes. Además, la capacitación del personal docente para que puedan disponer de herramientas para manejar este tipo de situaciones e incluir propuestas educativas que contemplen el entendimiento de la violencia como un acto inadmisible.

    En todos los ámbitos sociales se debe promover la prevención de comportamientos violentos así como los factores de riesgo para no ser víctima de alguna manifestación de violencia, poniendo énfasis en las necesidades de la comunidad.

    Entendemos al fenómeno de la violencia no solo como proceso individual sino en la lógica colectiva. Desde allí que formulamos modelos de intervención en diversos niveles (detección, prevención y líneas de acción) a través de un trabajo de campo ante la complejidad contextual sociocultural y el establecimiento de políticas públicas alrededor de la violencia.

    En conclusión la violencia es sin duda un tema de suma importancia que ha cobrado miles de víctimas en sus diferentes manifestaciones; la intervención de la Psicología en distintos niveles dentro de este fenómeno exige la integración de un rol profesional competente y propositivo que genere alternativas de solución de acuerdo en la naturaleza del contexto en que se ejerce. El camino aún es largo y el compromiso arduo, la última palabra la tenemos nosotros mismos, como sociedad y como agentes de cambio social.

    Lic. Daniela Fourcade