• COOPERATIVA POPULAR DE ELECTRICIDAD, OBRAS Y SERVICIOS PÚBLICOS REALICÓ LTDA.

    Vínculo al fan page – blog o web: www.cernet.com.ar
    Teléfono: cer@cernet.com.ar
    Email: 02331-462979

    Antes de finalizar el año 1952 el pueblo de Realicó enfrentaba un delicado problema: la inseguridad de contar con energía eléctrica adecuada debido al deplorable estado de los motores existentes en la usina local, propiedad de la firma Martín, Gandini y Compañía. Estas deficiencias se extendían a todas las instalaciones de la planta, redes, etc. A principios de 1953 la situación se agudizó, al extremo de quedar prácticamente sin alumbrado, lo que originó la movilización del pueblo de Realicó. El Comisionado local José Ponzio convoca a una Asamblea Pública en el Cine-Teatro La Giralda, de la que participaron ciento siete vecinos, con el objeto de lograr la formación de una Comisión Provisoria “Pro-Cooperativa Eléctrica de Realicó”. Según consta en el Acta Nº 1, en la apertura de la Asamblea el señor José Ponzio dice que convoca “… por insinuación del Gobierno de la Provincia Eva Perón, propugnando la creación de una Cooperativa Eléctrica en Realicó, con el objeto de solucionar cuanto antes el problema de la luz, exhortando a todos los presentes y ausentes a que presten su más decidida cooperación a la Comisión que surja de manera que la misma tenga el más franco éxito en sus tareas, cuya incumbencia es la de dictar los estatutos por la cual se regirá la Cooperativa y estudiar todo lo inherente a la creación de la misma. ….” Luego de la votación y el escrutinio correspondiente esta Comisión Provisoria quedó integrada por Francisco Fernández Prada, Juan Bianchini, Lucio Sánchez (h), Silvio Arturo Ausili, José Habiague, Horacio Massa y Guillermo J. Bird. Las acciones coordinadas a través de esta Comisión y el apoyo de la población llevaron a la constitución el 25 de abril de 1953 de la COOPERATIVA POPULAR DE ELECTRICIDAD REALICO LIMITADA. En la Asamblea convocada en esa fecha por la Comisión Provisoria se aprobó el texto del Estatuto Social propuesto, la autorización para iniciar la suscripción de acciones y se elige el primer Consejo de Administración, que estaba compuesto de la siguiente manera: PRIMER CONSEJO DE ADMINISTRACION PRESIDENTE Francisco FERNANDEZ PRADA VICEPRESIDENTE Juan BIANCHINI SECRETARIO Pedro MARINO PROSECRETARIO Lucio SANCHEZ (h) TESORERO Silvio Arturo AUSILI PROTESORERO Rufino LOUISE VOCALES TITULARES Luis HERMO Ramón P. BUSTAMANTE Armel VIANO Roberto FOPPIANO VOCALES SUPLENTES Michel SAGO Angel. R. PASCUALE Francisco MIGNONE SINDICO TITULAR José D. HABIAGUE SINDICO SUPLENTE Ángel LAMAS REPRESENTANTE MUNICIPAL Ángel C. SOSA A partir de allí intensas fueron las gestiones y no pocas las dificultades para tomar a su cargo la prestación del servicio eléctrico, hasta entonces en manos particulares, mientras se tramitaban las inscripciones respectivas en los organismos de control, al mismo tiempo que se iniciaba una amplia campaña de suscripción de asociados en toda la población como forma de ir reuniendo los fondos necesarios para concretar sus proyectos. Comienzan entonces las tratativas con la prestataria del servicio eléctrico para conocer precios, condiciones de pago, inventario de equipos, repuestos, etc. y demás detalles de una posible operación de compra. Simultáneamente a través de la Federación Argentina de Cooperativas Eléctricas se solicita asesoramiento sobre la probabilidad de construcción de una nueva usina de 450 HP para un consumo estimado de 700 usuarios y comparativamente un valor indicativo de compra de la usina existente y calculo de costos para mejorar su funcionamiento. La tarea fue encomendada al Ing. Santiago Marzo de Santa Rosa quien elaboró un amplio informe que fue tratado en la Asamblea General Extraordinaria del 9 de enero de 1954. En el mismo se indicaba que las posibilidades de la población no podían financiar la instalación de una usina nueva por lo que se autorizó al Consejo de Administración a negociar la compra de la usina local y negociar su precio. Se inician diferentes gestiones para obtener los fondos necesarios para la compra ante el Banco de la Nación Argentina y el Banco Industrial, y principalmente ante el Gobierno de la Provincia Eva Perón, siendo su Gobernador en esa época el Dr. Salvador Ananía y el Ministro de Asuntos Económicos Reynaldo Maggi. Luego de intensas tratativas y sucesivas entrevistas se obtiene la asignación de una suma de $ 200.000 m/n sin la obligación de gravar los bienes, dejando a la Cooperativa en libertad de acción para afrontar futuros compromisos de compra de nuevos motores. Ante la seguridad de contar con los recursos provinciales más el importe reunido por acciones integradas se intensificaron las tratativas con la firma Martín, Gandini y Cía. Se efectuó una revisión técnica de los motores, repuestos existentes, tableros, etc. y considerándose inminente la adquisición se consideró conveniente la incorporación de un colaborador que pudiera dedicarse de inmediato a todos los aspectos técnicos, incorporándose el 2 de mayo de 1955 el señor Miguel Santos Langé, quien posteriormente ocupara el cargo de Gerente. Luego de prolongadas negociaciones se acordó con la firma vendedora el precio definitivo de $ 355.000 m/n, más lo que resultara del inventario de repuestos existentes, alcanzando un total de $ 400.000 m/n aproximadamente, como así también se convino la forma de pago. Luego de ser aprobada la compra por Asamblea Extraordinaria, el 21 de mayo de 1955 la Cooperativa se hace cargo de la usina existente, con la firma del respectivo Boleto de Compra Venta acto del que participaron junto a los consejeros, el señor Intendente Roberto Mauri, Secretario Tomás Buffa, otros funcionarios municipales, el Gerente del Banco Nación, Comisario y periodistas. La Cooperativa se hace cargo también de todo el personal de la usina, y se incorpora con esa fecha el señor Alberto C. Cortina en las tareas administrativas, para luego ocupar el cargo de Gerente ante la renuncia del señor Miguel S. Langé el 23/06/1958. De inmediato se inicia una campaña de concientización en la población solicitando la reducción del consumo familiar y de la iluminación de vidrieras entre las 19 y las 22 horas, ya que el deplorable estado en que se recibía la usina no aseguraba una adecuada prestación, para lo que se requería el inmediato inicio de los trabajos Simultáneamente se elaboró un Certificado de Necesidad de contar mayor potencia que fue elevado a la Provincia con destino a las Autoridades Nacionales del área. De la lectura de las sucesivas actas y demás documentación rápidamente podemos advertir las innumerables dificultades que se debieron superar desde el inicio de la prestación del servicio. Múltiple gastos y situaciones imprevistas debieron afrontarse con grandes sacrificios y la buena voluntad y comprensión del pueblo, con escasos recursos que obligaron a pedir préstamos ante el Banco Nación, con avales de los integrantes del Consejo, el Banco Industrial o el Gobierno de la Provincia. Con estos recursos debieron afrontarse importantes gastos, además de la adquisición de la planta, tales como la renovación y ampliación de potencia de los antiguos motores, reparación de las instalaciones de la usina, torres de enfriamiento, etc. Posteriormente el arreglo de las líneas aéreas, en condiciones muy deficientes, iniciándose un plan acorde a las posibilidades de la Cooperativa. Al poco tiempo de hacerse cargo de la usina se vio la necesidad de contar con elementos de control para conocer la cantidad de energía que producía la planta y la que se vendía a los usuarios. Por lo que se adquirieron y fueron instalando, no sin dificultades, a partir del año 1955 en forma progresiva los medidores de energía a todos los usuarios. A fines del año 1966 se llegó al cambio de corriente continua por alternada lo que significaba importantes beneficios y mayores comodidades para los usuarios, a la vez que alentaba la posibilidad de instalación de nuevas industrias. EXPANSION Hasta el año 1966 la prestación del servicio alcanzaba solamente a la localidad de Realicó, iniciándose luego una política de ampliación del área de prestación impulsada por la Dirección de Energía de la Provincia. En las poblaciones del norte de La Pampa la prestación era deficiente, a excepción de Realicó que tenía servicio eléctrico las 24 horas del día y que estaba reformando la planta generadora con la instalación de nuevos equipos lo cual posibilitaría la distribución de energía a las distintas localidades mediante el tendido de líneas de alta tensión desde Realicó. A principios de 1967 quedaron unidas a esta Central las localidades de Parera, Maisonnave, Quetrequen y Rancul, por medio de una línea de 33 Kv, construida por la Provincia de La Pampa. En 1969 se concretó otra etapa del plan de expansión, conectándose el servicio a las poblaciones de Coronel Hilario Lagos y Adolfo Van Praet y comienza la electrificación rural sobre esa línea. Y a mediados de 1971 se incorporó la localidad de Falucho, que aun no tenía redes domiciliarias y debieron construirse. En el mes de setiembre de 1974, luego de la construcción de las obras necesarias, y mediante la firma de los Convenios respectivos con la Cooperativa de Villa Huidobro y las autoridades Provinciales se comenzó a entregar energía a esta población cordobesa. Esta importante etapa de expansión emprendida por la Cooperativa necesitó dar solución a diversos problemas relacionados con la interconexión: ampliación de la Central Generadora en Realicó, incorporación del plantel de personal de las ex – usinas de los pueblos que dejaban de funcionar y garantizar el servicio en las nuevas localidades sin afectar a los usuarios de Realicó. Por su complejidad y compromiso esta etapa contó con el apoyo de profesionales de la Dirección de Energía, que tenían experiencia de otras localidades que ya habían vivido un proceso similar. TRANSFERENCIA DE LOS SERVICIOS A AGUA Y ENERGIA ELECTRICA Un acontecimiento trascendente en la vida de la Cooperativa fue la transferencia de los servicios eléctricos interconectados a Realicó al Gobierno de la Provincia de La Pampa, a los efectos de su posterior traspaso a la Empresa Estatal Agua y Energía Eléctrica, como parte de una política nacional El día 4 de mayo de 1975 la Asamblea General Extraordinaria resolvió por decisión casi unánime de los 447 asociados presentes aceptar la entrega de los servicios. Haciéndose eco de la decisión de la Asamblea, en el menor plazo posible se cumplieron todas las gestiones y a partir del 1º de Junio de 1975 quedó a cargo de todos los servicios integrados a Realicó – 9 poblaciones – la empresa Agua y Energía Eléctrica. El convenio formalizado transfirió en tenencia y uso todos los bienes afectados al servicio, como así también el plantel de personal, que a partir de esa fecha pasó a desempeñarse en la empresa continuadora. Por los motivos expuestos, entre los años 1975 a 1980 la Cooperativa permaneció sin actividad. LA COOPERTIVA RETOMA LA PRESTACIÓN DEL SERVICIO ELÉCTRICO Debido a un nuevo cambio en la política energética nacional y provincial se dispuso la privatización de los servicios eléctricos. Es así que previa firma del Convenio respectivo, a partir del 1º de enero de 1981 nuestra Cooperativa retoma la distribución de energía eléctrica para las localidades de Realicó, Rancul. Parera, Quetrequen, Maisonnave, Coronel Hilario Lagos, Adolfo Van Praet, Falucho y la entrega en block a Villa Huidobro. Posteriormente y por el término de tres meses, se adicionan las poblaciones de Ingeniero Luiggi, Embajador Martín, Alta Italia y Ojeda, hasta la constitución legal de una Cooperativa en Ing. Luiggi. La tarea emprendida a partir de entonces no fue fácil, debiendo afrontar serios inconvenientes motivados por la falta de personal, la carencia de materiales y herramientas de trabajo, etc. que con gran esfuerzo y apoyo de nuestros asociados, y atendiendo un plan de prioridades, se fueron superando y permitieron recuperar el camino del crecimiento. En 1992 se completó nuestra jurisdicción con la incorporación de la localidad de Chamaicó y su zona rural, completando así 9 localidades atendidas. Esta área de prestación se mantuvo hasta 1995 en que por disposición del Gobierno Provincial se produjo la desvinculación de las poblaciones de Rancul y Chamaicó, transfiriéndose el servicio eléctrico a la Cooperativa de aquella localidad. AMPLIACIÓN DE SERVICIOS Cumplido el objetivo principal de consolidar el servicio eléctrico se consideró llegado el momento de encaminar las gestiones hacia nuevos rubros, a través de la prestación de nuevos servicios de carácter social, y de gran importancia para las poblaciones atendidas. Servicio de Sepelio En 1986 y a través de empresas contratadas se inició la prestación de este servicio para todas las poblaciones interconectadas excepto Realicó, donde es prestado por la Cooperativa de Servicios Públicos. Servicio Solidario de Nichos En 1993 y previa construcción de los edificios necesarios se comienza a prestar este servicio en Realicó. Se inicia con veinticuatro nichos construidos, número que se fue ampliando en sucesivas etapas contando en la actualidad con más de mil nichos construidos en Realicó demás localidades interconectadas. Venta de Materiales Eléctricos En 1993 y con el propósito de reflotar un rubro tradicional en la Cooperativa se abrió este sector, dando respuesta a las inquietudes de los asociados para poder contar con los elementos básicos que componen una instalación eléctrica de su vivienda, comercio o industria. Servicio de Gas Si bien la distribución del servicio de gas natural está a cargo de la empresa Camuzzi Gas Pampeana S.A. desde los inicios de este servicio en 1995 la Cooperativa atiende tareas complementarias a la distribución de gas, entre ellas limpieza de plantas reguladoras en todas las localidades y cobranza de facturas en Parera. Planta de Tratamiento de Agua Luego de la construcción del edificio y la instalación del equipamiento necesario en el mes de abril de 1997 se habilitó oficialmente la planta de tratamiento de agua por ósmosis inversa, como forma de ofrecer a la población agua de alta calidad para consumo humano a muy bajo costo. Internet En el año 2000 junto a otras Cooperativas pampeanas la Cooperativa Eléctrica de Realicó conforma el Nodo Regional Cooperativo, con cabecera en la Cooperativa Eléctrica de Santa Rosa, para la prestación de este servicio a los usuarios de nuestra área de prestación que lo requieran. El servicio se prestaba inicialmente a través de la red telefónica. Con el transcurso de los años y los avances tecnológicos se fue actualizando. En el año 2005 se incorporó el servicio de internet por wireless o banda ancha con mayor capacidad de transmisión. Y en el año 2013 se implementó uno de los sistemas de distribución más modernos, eficientes y con proyección futura, denominado FTTH (Fibra Óptica Directa al Hogar) Construcción de Obras Eléctricas. Desde el año 2009, dentro del sector eléctrico se creó un área para la construcción de redes eléctricas de baja y media tensión, a cargo de la ejecución de las redes propias o de terceros que las soliciten. Préstamo de aparatos de ortopedia y rehabilitación: En el año 2012 se logró aprobar y poner en funcionamiento este servicio, siendo uno de los objetivos propuestos para complementar los sistemas solidarios.